bailarinas.org.

bailarinas.org.

La creación de la coreografía de 'Carmen': la pasión y el deseo en la obra de Bizet

La creación de la coreografía de 'Carmen': la pasión y el deseo en la obra de Bizet

Introducción

La danza es una forma expresiva de arte que trabaja con el cuerpo, el movimiento y el espacio. Una de las obras más conocidas del repertorio de ballet es la coreografía de 'Carmen', inspirada en la ópera de Bizet, que narra la trágica historia de amor entre la cigarrera Carmen y el soldado Don José. Este artículo se centrará en la creación de la coreografía de 'Carmen', analizando cómo la pasión y el deseo se plasman en los movimientos y el estilo de la danza.

Contexto histórico

'Carmen' es una obra que surge en el siglo XIX, en medio de una época de cambio social y cultural. El Romanticismo fue una corriente artística muy influyente en Europa, que buscaba rescatar la figura del individuo emocional y expresivo frente al racionalismo y la uniformidad de la Ilustración. La ópera de Bizet, estrenada en 1875, refleja el espíritu romántico de la época, con su historia de amor apasionado y fatalismo trágico. La coreografía de 'Carmen', sin embargo, surge en el siglo XX, en una etapa de explosión creativa en la danza. A finales del siglo XIX y principios del XX, surgieron corrientes como el ballet moderno y la danza expresionista, que buscaban una mayor libertad en los movimientos y una conexión más profunda con las emociones. Fue en este contexto que Alberto Alonso creó su coreografía en 1967, para el Ballet Nacional de Cuba.

Análisis de la coreografía

La coreografía de 'Carmen' de Alonso se caracteriza por una gran sensualidad y fuerza emocional en los movimientos. La pasión y el deseo están presentes en cada gesto, cada movimiento de cadera y cada mirada. En este sentido, la coreografía logra transmitir la misma intensidad sentimental de la ópera de Bizet. La pieza comienza con la figura de Carmen, danzando sola en el centro del escenario. Su danza es fluida, sensual y seductora, con una gran presencia escénica. Los movimientos de sus brazos y piernas son amplios y ondulatorios, mostrando una gran destreza técnica y una gran fuerza emocional. A medida que avanza la coreografía, se van sumando el resto de los personajes, como la rival de Carmen, Mercedes, o los soldados que representan la figura de Don José. Una de las escenas más emblemáticas de la coreografía es el dueto entre Carmen y Don José. En esta escena, la tensión sexual es palpable desde el primer momento. Los movimientos de ambos personajes son angulares y violentos, mostrando la lucha entre el amor y el deseo, y la rivalidad por el poder. Es una secuencia cargada de sensualidad, pero también de agresividad, que explota en un final dramático. Otro aspecto interesante de la coreografía es el uso del flamenco y la música tradicional española como base del estilo. Esto se traduce en movimientos de pies y manos con zapateo, taconeo y castañuelas, y en una mayor conexión con la tierra y la pasión mediterránea. La música es de gran importancia en la coreografía, ya que forma parte del mismo código expresivo que la danza.

Significado cultural de la obra

La coreografía de 'Carmen' de Alonso es una obra de gran trascendencia cultural para la danza en España y en todo el mundo. La obra es un referente en el repertorio moderno de ballet, por su capacidad expresiva y su carácter icónico. Además, la obra es un homenaje a la figura de la mujer, que se presenta como un ser libre, sensual y potente, capaz de defender sus emociones y deseos. En este sentido, la coreografía de 'Carmen' es un reflejo de los cambios sociales y culturales que se vivieron en Europa durante el siglo XIX y XX, como se mencionó anteriormente. La obra aborda temas universales como el amor, la pasión, el poder, la violencia y la muerte, que trascienden las fronteras temporales y geográficas. Además, la obra también es un símbolo de la danza española y la cultura gitana, que se han consolidado como patrimonio cultural en España. La coreografía de 'Carmen' logra conjugar la herencia flamenca y gitana con la técnica del ballet, generando un estilo propio y distintivo.

Conclusiones

En definitiva, la coreografía de 'Carmen' de Alberto Alonso es una obra maestra de la danza, que logra plasmar en el lenguaje de la danza la misma intensidad y pasión que la ópera de Bizet. La obra es una muestra del poder expresivo de la danza y de la capacidad de la misma para contar historias universales y trascender las fronteras del tiempo y el espacio. La obra es también un símbolo de la diversidad y riqueza cultural de España y de la conexión entre el flamenco, la danza española y el ballet.