bailarinas.org.

bailarinas.org.

La danza del waacking para niños: cómo mejorar la coordinación y la conexión con la música disco

La danza del waacking para niños: cómo mejorar la coordinación y la conexión con la música disco

Introducción: La danza del waacking para niños

La danza es una actividad que puede resultar muy enriquecedora para los niños. Además de ser una forma divertida de ejercitarse, también les permite desarrollar habilidades como la coordinación, el equilibrio, la memoria y la creatividad. Uno de los estilos de danza que se ha vuelto muy popular en los últimos años es el waacking. El waacking es un estilo de baile que se originó en los clubes de Los Ángeles en los años 70. Se caracteriza por movimientos elegantes y fluidos que se sincronizan con la música disco y funk. Aunque en sus orígenes se bailaba principalmente en la comunidad LGBTQ+, hoy en día el waacking se ha vuelto muy popular en todo el mundo y es una forma divertida y creativa de ejercitarse para personas de todas las edades. En este artículo, nos centraremos en cómo se puede enseñar la danza del waacking a los niños y cómo puede ayudarles a mejorar su coordinación y conexión con la música disco.

Las bases del waacking

Antes de poder enseñar waacking a los niños, es importante que los profesores o padres que les enseñen estén familiarizados con los movimientos básicos del estilo. En primer lugar, es importante comprender que el waacking se basa en movimientos de brazos y manos. Los movimientos se realizan de manera fluida y con una gran cantidad de giros y cambios de dirección. La mayoría de los movimientos se realizan con un brazo extendido y el otro doblado en la cintura. Al igual que en otras formas de danza, la postura es fundamental en el waacking. Los bailarines deben mantener la espalda recta, los hombros relajados y la cabeza alta. El movimiento de las caderas también es importante en el waacking, aunque no tanto como en otros estilos de danza.

Movimientos básicos:

  • El paseo:
  • Para enseñar el paseo, pide a los niños que pongan un brazo extendido hacia un lado y que doblen el otro en la cintura. Desde esta posición, deben caminar hacia adelante al ritmo de la música, moviendo los brazos de manera fluida y sincronizada.

  • El bloqueo:
  • En este movimiento, los niños deben comenzar con los brazos a los lados del cuerpo, extendidos hacia abajo. Luego, deben levantar los brazos rápidamente hacia el pecho, bloqueando el movimiento en esa posición antes de volver a la posición inicial.

  • El golpe:
  • Para este movimiento, los niños deben poner un brazo extendido hacia un lado y el otro en la cintura. Luego, deben golpear una mano contra la otra, moviéndolas rápidamente de arriba a abajo.

  • El cambio:
  • En este movimiento, los niños deben comenzar con los brazos extendidos hacia los lados. Luego, deben cambiar de posición, moviendo los brazos hacia el frente y hacia atrás, mientras caminan hacia adelante.

Enseñando waacking a los niños

Una vez que los profesores o padres se sientan cómodos con los movimientos básicos del waacking, pueden comenzar a enseñar a los niños este estilo de danza. Es importante tener en cuenta que los niños necesitan tener una base sólida en términos de coordinación y equilibrio antes de poder incorporar los movimientos y la música al mismo tiempo. Para empezar, puedes comenzar con algunos ejercicios básicos de calentamiento. Esto podría incluir estiramientos, saltos y ejercicios de equilibrio. Luego, puedes comenzar a enseñar los movimientos básicos del waacking. Es importante fomentar un ambiente de diversión y creatividad para que los niños disfruten del proceso de aprendizaje. También es importante tener en cuenta que los niños necesitan tiempo para procesar y practicar los movimientos. No intentes enseñarles demasiados movimientos en una sola sesión. En su lugar, introduce uno o dos movimientos y da tiempo a los niños para que los practiquen y se sientan cómodos antes de seguir adelante.

Conexión con la música disco

Una de las características más importantes del waacking es su conexión con la música disco. Esta música tiene un ritmo muy peculiar, con un tempo rápido y una melodía pegadiza. Enseñar a los niños a coordinar sus movimientos con la música disco puede ser una gran manera de ayudarles a mejorar su coordinación y su sentido del ritmo. Una manera de enseñar a los niños a conectarse con la música disco es tocar algunas canciones y pedirles que caminen hacia el ritmo. Luego, pueden comenzar a incorporar los movimientos básicos del waacking. A medida que los niños se sientan más cómodos con la música, pueden comenzar a experimentar con diferentes movimientos y expresiones.

Beneficios del waacking para los niños

Además de ser una forma divertida de ejercitarse, el waacking también puede tener muchos beneficios para los niños. En primer lugar, puede ayudarles a mejorar su coordinación y equilibrio. También puede ayudarles a desarrollar su creatividad y su capacidad para expresarse a través del movimiento. Otro beneficio del waacking es que puede fomentar la autoconfianza y la autoestima de los niños. Bailar en público puede ser una experiencia aterradora para muchas personas, pero enseñar a los niños a tener confianza en sus habilidades puede ayudarles a sentirse más seguros de sí mismos en muchas áreas de sus vidas.

Resumen

En conclusión, el waacking es una forma divertida y creativa de enseñar a los niños cómo coordinar sus movimientos con la música disco. Si bien la enseñanza de este estilo de danza puede requerir algo de paciencia y práctica, los beneficios para los niños son muchos y variados. Además de mejorar su coordinación y equilibrio, el waacking también puede ayudarles a desarrollar su creatividad y su autoconfianza, y proporcionar una forma divertida y saludable de ejercitarse.